España en los últimos años  ha escalado del 11er al 3er puesto  en el ranking de los países de Europa con la energía eléctrica más cara. Esto hace que las empresas coloque la eficiencia como un objetivo prioritario en sus programas de gestión energética. 

 

Para mejorar la eficiencia las empresas necesitan una radiografía pormenorizada y actualizada del consumo energético en sus instalaciones.  El objetivo de esta radiografía es poder saber en qué, cuándo y cuánta energía se utiliza.

 

Con el análisis de los diferentes parámetros se obtendrá una radiografía de la situación energética de la instalación quedando al descubierto potenciales mejoras, consumos no deseados, anomalías energéticas y otros aspectos que permitirán la realización de acciones encaminadas a reducir el gasto  y aumentar la eficiencia energética.

Urban Intelligent utiliza tecnologías innovadoras  (cableadas ó inalámbricas) para la monitorización de parámetros energéticos y ambientales provenientes de diferentes dispositivos. El sistema de monitorización es compatible con:

 

  • Contadores de la compañía eléctrica.
  • Analizadores de red eléctrica.
  • Contadores volumétricos de fluidos.
  • Contadores volumétricos de gases.
  • Sondas de temperatura y humedad.
  • Sondas de luminosidad.
  • Relés actuadores inalámbricos.
  • Etc.

 

Urban Intelligent utiliza la siguiente arquitectura para la monitorización de los parámetros  desde los dispositivos de campo hacia el servidor local/remoto es la siguiente:


El sistema de monitorización UEM (Urban Energy Manager) es una herramienta muy eficaz para la gestión energética que tiene como objetivos principales:

 

  • Simplifica el proceso de adquisición de datos (multi-fabricante & multi-servicio & multi-comunicaciones).
  • Da visibilidad a los costes energéticos. Simplifica el proceso de gestión y ayuda a reducir costes.
  • Monitoriza de forma local y remota el consumo de todas las energías y recursos utilizados (electricidad, gas natural, agua,…).
  •  Controlar el horario de funcionamiento y la manera de utilización de las diferentes instalaciones o maquinarias.
  •   Permite detectar situaciones anómalas y de malbaratamiento.
  •  Facilita la implementación de medidas y políticas de ahorro, y el seguimiento de su retorno.
  •  Permite externalizar la Gestión Energética a manos de expertos (Empresas de Servicios Energéticos) de forma continua.
  •  Realizar un mantenimiento preventivo y correctivo.
  •  Calcular el rendimiento de diferentes equipos consumidores de energía.
  •  Concienciación en todos los niveles de la organización. Los usuarios pueden colaborar en la reducción de consumos.

 

Con la integración del sistema de gestión energética se consigue una mejora continua sobre el consumo gracias a todas las funcionalidades que se ofrecen.

UEM (Urban Energy Manager)